//
you're reading...
OPINION

JUVENTUD, DESEMPLEO Y POLITICAS PÚBLICAS


desocupados o desocupacion argentina 1934Los cambios socioculturales promueven nuevas conceptualizaciones y de ellas surgen nuevas palabras, nuevos términos. Tal es el caso de la problemática juvenil generada por el desempleo y el abandono escolar, que ha promovido el término “NiNi” para dar cuenta de los jóvenes que ni estudian ni trabajan.

Los jóvenes conforman el grupo etario comprendido entre los 15 y 24 años, este grupo es desglosable en dos grupos, uno que comprende los jóvenes entre 15 y 18 años y otro entre los 19 y 24 años. El primero es el más importante,  pues se considera como la edad en la cual, estar dentro del sistema educativo, es socialmente lo más productivo y conveniente. Se supone que en este tramo los jóvenes están estudiando, pues legalmente trabajar no está permitido y su desarrollo evolutivo físico, emocional y cognitivo está en ciernes.

Pero actualmente, de acuerdo con los datos más recientes recopilados por la Oficina Regional de la OIT en América Latina y el Caribe, la tasa de desempleo urbano de los jóvenes entre 15 y 24 años llega a 14,6%, más del doble de la tasa general (6,7%) y el triple que la tasa de los adultos mayores de 25 años (5,3%). En números absolutos se estima que equivale a 6,8 millones de jóvenes  desempleados, es decir que buscan activamente un empleo pero no lo consiguen. Por otro lado 6 de cada 10 jóvenes que si encuentran una ocupación sólo logran acceder a empleos informales.[1].

El-85-de-los-desempleados-son-jovenes-y-mas-de-la-mitad-busca-trabajo-por-primera-vez._480_311Numerosos jóvenes están frustrados en trabajos de baja productividad, empleos temporales o de otro tipo que no satisfacen sus expectativas y aspiraciones y que a menudo no dan oportunidad de  alcanzar puestos permanentes, con mayor productividad y mejor remuneración. El crecimiento del empleo temporal y del trabajo a tiempo parcial en la última década, indica que este trabajo es cada vez más utilizado, ya que es la única opción disponible[2].

El contraste surge si se tiene en cuenta que mientras se ha aumentado la tasa de inserción escolar, las oportunidades de empleo para los jóvenes están disminuyendo. La tasa de desempleo juvenil de 14,4 por ciento en América Latina y el Caribe es superior a la media mundial de 12,7%, destacó el informe sobre Tendencias Mundiales del Empleo Juvenil, difundido en octubre de 2011 por la OIT en Ginebra.

Así que mientras una mayor opción de educación impulsa a los jóvenes hacia el mercado laboral, este no presenta oportunidades para los jóvenes. De allí que la educación ya no es una opción motivadora para los jóvenes y es una causa que propicia incremento en las tasas de deserción escolar.

La deserción escolar se entiende como el abandono parcial o total de la educación escolar, fenómeno complejo que obedece a múltiples causas, tanto extraescolares (propias del estudiante y su situación socioeconómica) como intraescolares (insuficiencias propias del sistema educativo), entre otras se pueden mencionar: bajos ingresos económicos familiares, embarazos prematuros, problemas familiares, mala calidad de la educación, desigualdades generadas al interior del sistema oficial educativo, desmotivación, fracaso académico, bajo compromiso con las actividades escolares, deficiente convivencia escolar, pobres relaciones interpersonales, familias disfuncionales y familias con bajas expectativas respecto a la educación.

Situación crítica para el desarrollo de América latina, si se atiende a que la educación y la capacitación son esenciales para que los jóvenes puedan incorporarse al mercado laboral con éxito ya que incrementan su potencial productividad y empleabilidad, pues la educación es   como un escudo contra el desempleo para muchos jóvenes, hay una relación estrecha y  fuerte entre el nivel educativo y los resultados laborales, se sabe que los individuos con  inferiores niveles de educación, tienen las tasas de desempleo más altas y peores que aquellos con más altos niveles de educación.

images (2)Con todo, un mayor desarrollo de capital humano y mayores niveles de educación no implican  automáticamente, ni una mejora de los resultados en el mercado laboral ni más puestos de trabajo, porque los puestos de trabajo disponibles están limitados a sectores formales pequeños y la juventud no tiene necesariamente las habilidades adecuadas para calificar a esos empleos.  Los cambios vertiginosos del mundo de hoy, afectan la economía y la educación, creando desajustes en la formación de habilidades y desajustes en las economías regionales, que  conllevan a nuevos y particulares desafíos al sistema educativo y a las formas que este propone para la formación, para dar respuesta a las necesidades del mercado laboral. De allí que el sistema educativo de muchos países latinoamericanos, entre ellos Colombia,  necesitan dialogo permanente con el sector productivo y el mundo laboral a fin de poder facilitar y actualizar el rol de la educación, como es el de formar a sus jóvenes para un desempeño digno dentro de su cultura y facilitarle su movilidad social, aspiración de todo joven latinoamericano.

La misma OIT considera que “la educación y la formación para el trabajo, el reforzamiento de la institucionalidad laboral, el cumplimiento de las normas y el respeto de los derechos en el trabajo, el aumento de la productividad, la simplificación de trámites para formalizar empresas, el apoyo al desarrollo de pequeñas y medianas empresas que generan la mayor parte del empleo; el desarrollo tecnológico, la articulación productiva y la promoción de las inversiones forman parte de diferentes aspectos que deberían ser atendidos en combinación con un crecimiento sostenido”.[3]

En el orden nacional colombiano, si bien el gobierno ha establecido políticas que pretenden fortalecer el primer empleo, creando también subsidios al desempleo y eliminando los impuestos  parafiscales,  con el propósito de mejorar la competitividad nacional, las cifras muestran que sus efectos no han sido los esperados. Una cosa afirman los voceros gubernamentales y otra, las crudas cifras estadísticas del Dane.

Es así como el director de “Colombia Joven”, Gabriel Jaime Gómez, programa que incluye como jóvenes a personas entre los 14 y 26 años de edad, afirma que “a la fecha se han beneficiado más de 420.000 jóvenes que ya tienen trabajo, a su vez las empresas que lo conceden reciben una serie de beneficios parafiscales, todo para que entiendan que al generar ese primer empleo son más oportunidades y grandes retos, porque el joven es emprendedor, dinámico, el joven que acaba de salir de educarse puede capacitarse y comentar las nuevas oportunidades a sus colegas”.

Continúa Gómez diciendo que “la idea no sólo es que el joven sea empleado, sino que también genere empleo, que tenga emprendimiento dinámico, emprendimiento de necesidad, donde el Gobierno ofrece capacitación, recursos y asistencia para que los jóvenes puedan seguir adelante, porque son el motor de la prosperidad, el presente y el futuro del país”  y en relación con la cobertura educativa expresa que “Tenemos convenios con el Icetex y el Ministerio de Educación, estamos trabajando para que los jóvenes puedan ser educados y que la parte económica no sea una excusa para no formarse. Actualmente tenemos la educación gratuita hasta Grado Once, sin embargo estamos gestionando la consecución de créditos educativos no sólo para la matrícula, sino para la manutención, que el estudiante pueda pagar las fotocopias, el transporte, alimentación y demás, que pueda entrar a educarse con calidad.”[4]

V3SDDF2KPero el DANE[5], sobre una población juvenil estimada en 4.401.418 personas, (2.253.817 son hombres y 2.147.601 son mujeres), para el trimestre abril – junio de 2012, muestra que la población de 14 a 26 años representó 29,2% de la población en edad de trabajar. La tasa global de participación para la población joven fue 56,7%. La tasa de ocupación se ubicó en 45,9%, la tasa de desempleo en 19,1% discriminada así, 25,2% para las mujeres jóvenes y 14,7% para los hombres jóvenes. Así que el desempleo juvenil está muy por encima de la cifra de 14,3% esperada por la OIT  para América latina.

Del total de la población en edad de trabajar, el 43,3% estaban inactivos en el trimestre abril – junio de 2012, la rama de actividad que concentró el mayor número de jóvenes ocupados fue comercio, restaurantes y hoteles (28,9%) y la posición ocupacional que registró la mayor concentración de la población joven, durante el trimestre abril – junio 2012 fue obrero y empleado particular (46,8%)

La misma fuente, DANE, en relación con los índices de escolaridad, muestra que para 2010-2011, el número de alumnos matriculados fue 10.902.848. Si bien la matrícula nacional disminuyó en 93.424 estudiantes en comparación con el año 2010, revisando los resultados por nivel educativo, se observa que entre  2010 y 2011 la matrícula de Básica Secundaria y Media aumentó en 23.681 estudiantes.

De los 25.056 alumnos en extraedad atendidos con el modelo Aceleración del Aprendizaje, el 60,9% de los estudiantes son hombres y  39,1% son mujeres. Por el contrario, en el total de jóvenes en extraedad y adultos atendidos con la modalidad de ciclos lectivos, se aprecia una mayor participación de las mujeres con 53,3%.

En el ámbito de la educación superior[6], en el año 2011 ingresaron a pregrado 1.587.928 personas, que corresponden apenas al 37.1% de la población entre 17 y 21 años, pero la deserción alcanzó un 12.9%. Es decir, más de 200.000 jóvenes salieron nuevamente del sistema de educación superior.

Durante el periodo 2001-2009 se entregaron 1,520.253 títulos[7], específicamente durante el 2009 se graduaron 169.816, su participación en el mercado laboral distribuida por niveles educativos se muestra así[8]:

Nivel de educación 2009 Participación % Vinculación Laboral
TECNICA PROFESIONAL 16.525 9,7% 66,4%
TECNOLOGICA 21.135 12,4% 73,6%
UNIVERSITARIA 95.624 56,3% 76,7%
ESPECIALIZACION 32.106 18,9% 87,0%
MAESTRIA 4.276 2,5% 86,9%
DOCTORADO 152 0,1% 94,2%
TOTALES 169.816 100% 78,1%

 Sin embargo aquellas afirmaciones y las políticas que las sustentan, gozan de poca credibilidad en grueso de la población y es que “ellas por sí solas solo pueden producir especulaciones y evaluaciones erróneas”, como lo considera Montes Vergara[9].

Y continúa el autor afirmando que los premios Nobel de economía en 2010, Peter Diamond,  Dale Mortensen y Christopher Pissarides, explican que la forma de interacción  entre la oferta y la demanda laboral, que se establece en un contexto en donde las empresas crean puestos de trabajo ajustados a ciertas condiciones, y por su lado las personas que buscan algún trabajo tratan de encontrar la ocupación que satisfaga sus expectativas, es un estadio de información imperfecta, con diferentes posiciones y precios, que generan, altos costos para ambas partes. Es decir, las diversas necesidades, intereses y circunstancias de las personas y las empresas, al no poder acoplarse en un punto de equilibrio, trae como resultados el desempleo.

imagesEntonces concluye que para lograr políticas eficientes para reducir el desempleo, es muy importante conocer un inventario de vacantes en las organizaciones, saber qué demandan los que buscan trabajo y cuáles son sus perfiles, así como expectativas de las personas que están en edad de trabajar.

Reafirmando una verdad nacional, se desconoce el número de empresas, tanto públicas como privadas, comprometidas con la vinculación de personas en su nómina, indicando perfiles, salarios, necesidades y tipo de contrato, pues este casi siempre es temporal con el propósito de responder a la coyuntura que presentan las reformas gubernamentales. Es decir no se tiene claro ¿cuáles y cuántas  empresas pueden emplear a cuántas personas, a partir de cuándo pueden hacerlo y por cuánto tiempo y que salarios ofrecen?, concluye el citado autor.

Entonces las metas que se establecen para la creación de puestos de trabajo no cuentan con una la línea de base que ubique las empresas que están dispuestas a adoptar esos nuevos contratos laborales, ni se conocen los costos que implican la creación de nuevos puestos de trabajo. Carente de esa información, el gobierno mal puede controlar esos movimientos y ellos caen en manos de los intereses del mercado. Así que la sola divulgación y aprobación de normas laborales no soluciona la problemática.

images (1)De otra parte, los empresarios e industriales se aprovechan, para su propio beneficio, de los incentivos que propone el gobierno y hacen oídos sordos a las necesidades nacionales de disminuir las tasas de desempleo, los corruptos siguen haciendo del tesoro público su caja menor, los grupos al margen de la ley continúan sembrando la zozobra y la inseguridad, la educación de calidad sigue siendo para la élite y la inclusión social brilla por su ausencia. Hay una bomba de tiempo que crece cada día: no se están creando suficientes empleos para los jóvenes que acceden al mercado laboral. Ellos constituyen un grupo especialmente vulnerable a la anomia y al riesgo social, casi siempre  vinculado al desarrollo de formas ilegales y extra-legales de subsistencia.

Asistimos a tiempos de cambio y transformación, el alto nivel de desempleo juvenil no se resuelve aumentando las inversiones en educación y capacitación. Tampoco se resuelve a través de la disminución de los derechos de los mayores. Ni con subsidios que parecen limosnas y crean malsana dependencia. Una solución duradera implica reorganizar la economía para hacerla realmente efectiva y sustentable, una  nueva economía centrada y al servicio del ser humano, donde  los empleos estén en primer plano y gocen de una posición más humana y preponderante frente a los intereses del mercado financiero y frente a los intereses particulares de las clases dominantes, que avasallan con su poder político y económico.


[1] OIT. Sala de prensa. “Casi 7 millones de jóvenes están desempleados y unos 27 millones están confinados a la informalidad en América Latina y el Caribe”. Viernes, 10 de Agosto de 2012.

[2] OIT. Tendencias mundiales del empleo juvenil 2012. Resumen ejecutivo. Mayo de 2012

[3] OIT. Sala de prensa. “El desempleo en América Latina y el Caribe bajó a niveles históricos y mantendrá esta tendencia en 2013.”  18 de diciembre de 2012.

[4] LA NACIÓN.com.co. Los jóvenes son el motor de la prosperidad’ Junio 21 de 2012. Tomado de  http://www.lanacion.com.co/2012/06/21/%E2%80%98los-jovenes-son-el-motor-de-la-prosperidad%E2%80%99/

[5] DANE. Boletín de Prensa. Mercado Laboral de la Juventud (14 a 26 años) Gran Encuesta Integrada de Hogares. Trimestre abril – junio de 2012. Bogotá, 8 de Agosto de 2012

[6] Fuente: MEN ­ SNIES, DANE

[7] SNIES ­ Observatorio Laboral para la Educación ­ SENA

[8] Observatorio Laboral para la Educación

[9] MONTES Vergara, Francisco José. La política de empleo en Colombia y el hallazgo de los Nobel en economía 2010 Revista Divergencia  n.º 13 marzo de 2012, Universidad Externado de Colombia

Acerca de Ciro A. García I. (maestro ciro)

DOCENTE ESPECIALISTA EN PEDAGOGÍA. LARGA EXPERIENCIA DOCENTE Y ADMINISTRATIVA. CONVENCIDO QUE LA EDUCACION APORTA AL DESARROLLO HUMANO PARA ROMPER LAS BARRERAS DE LA INEQUIDAD Y LA EXCLUSION

Comentarios

4 comentarios en “JUVENTUD, DESEMPLEO Y POLITICAS PÚBLICAS

  1. Hi, Neat post. There’s an issue together with your website in internet explorer, could check this? IE still is the market chief and a large portion of other folks will pass over your fantastic writing due to this problem.

    Publicado por ortofotos | mayo 4, 2013, 9:12 am
  2. Fantastic web site. Plenty of useful info here. I’m sending it to a few friends ans also sharing in delicious. And naturally, thanks for your sweat!

    Publicado por my blog | enero 4, 2013, 2:51 am
  3. I believe so. I believe your article will deliver those people the best reminding. And the can express as a consequence of you afterwards

    Publicado por longchamp pas cher | enero 3, 2013, 12:34 pm

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: Bitacoras.com - enero 3, 2013

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

OPINION

PUBLICADOS

Estadísticas del blog

  • 167,686 visitas
A %d blogueros les gusta esto: